MUJER, ¡NUNCA TE DETENGAS!

Mujer, siempre ten presente que la piel se arruga, el pelo se vuelve blanco, los días se convierten en años…. pero lo importante no cambia, tu fuerza y tu convicción no tienen edad.

Tu espíritu es la fortaleza que alimenta a la sociedad.
Detrás de cada línea de llegada hay una de partida, detrás de cada logro hay un desafío.

Mientras estés viva, siéntate viva. 
Si extrañas lo que hacías vuelve a hacerlo. 
Sigue adelante aunque todos esperen que abandones. Haz que en vez de lástima te tengan respeto.

Cuando por los años no puedas correr, trota.
Cuando no puedas caminar, usa el bastón …. Pero nunca te detengas.

Que Dios conserve en ti esa belleza, esa que se encuentra muy adentro, que en el corazón y alma llevas, la única que perdura en el tiempo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.