Y ELLA LLORÓ POR ELLA Y PARA ELLA, ENTRE ELLA MISMA Y …

Y ella lloró por ella y para ella, entre ella misma y ella.

Lloró por sus heridas, por sus fracasos, por el dolor, por decepción, por las explicaciones que dio a personas que no lo merecían. 

Lloró por el amor, por su tristeza, por su soledad, por el desamor, lloró por sacar todo de sí misma, pero lloró más por las disculpas que se debía.

Lloró por no amarse, por no valorarse, por humillarse, por confiar, lloró por darse cuenta que su única amiga era ella misma. Lloró hasta cansarse, hasta sacar toda la oscuridad que había dentro de ella.

Lloró hasta darse cuenta que debió pedirse disculpas hace tiempo, que debió amarse hace tiempo, que debió aceptarse hace tiempo, se dio cuenta que siempre necesitaba alguien que la saque de esa oscuridad y ese alguien era ella misma.

Y lloró porque a veces necesitas un poco de agua para volver a florecer…

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.